Cistella de la compra

La parte de Guermantes. A la busca del tiempo perdido, III

Autor Marcel Proust / Mauro Armiño

Editorial EL PASEO EDITORIAL

La parte de Guermantes. A la busca del tiempo perdido, III
-5% dte.    24,95€
23,70€
Estalvia 1,25€
Disponible online, rep el teu llibre en 24/48 h laborables

Vols recollir-ho a la llibreria?
Enviament gratuït
Espanya peninsular
Enviament GRATUÏT a partir de 19€

a Espanya peninsular

Enviaments en 24/48h

-5% de descompte en tots els llibres

Recollida GRATUÏTA a llibreria

Vine i deixa't sorprendre!

  • Editorial EL PASEO EDITORIAL
  • ISBN13 9788419188106
  • ISBN10 8419188107
  • Tipus Llibre
  • Pàgines 740
  • Col.lecció El paseo central #
  • Any Edició 2023
  • Idioma Castellà
  • Encuadernació Rústica
  • Audiència General / Comerç
  • Rang Edat d'interès, anys

La parte de Guermantes. A la busca del tiempo perdido, III

Autor Marcel Proust / Mauro Armiño

Editorial EL PASEO EDITORIAL

-5% dte.    24,95€
23,70€
Estalvia 1,25€
Disponible online, rep el teu llibre en 24/48 h laborables

Vols recollir-ho a la llibreria?
Enviament gratuït
Espanya peninsular
Enviament GRATUÏT a partir de 19€

a Espanya peninsular

Enviaments en 24/48h

-5% de descompte en tots els llibres

Recollida GRATUÏTA a llibreria

Vine i deixa't sorprendre!

Detalls del llibre

Tras el centenario de Proust, la tercera entrega del ciclo "A la busca del tiempo perdido", en una edición para hacer ya ineludible este verdadero reto lector.
Guiados por la edición de Mauro Armiño, que culmina su trabajo de treinta años sobre este clásico, presentamos esta edición totalmente puesta al día del ciclo A la busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, considerado una de las cimas de la literatura universal. Realizada con la coherencia de un solo traductor, y totalmente revisada y actualizada, nuestra versión cuenta con un único y riguroso aparato de notas, imprescindible para una lectura plena de la obra proustiana. También añade resúmenes de cada tomo y diccionarios de personajes y de lugares ?incluidos en el primer volumen? para que sirvan de guía de localización y procuren un contacto más inmediato del lector con esta larga y compleja obra. Y, finalmente, ofrece la saga en sus siete tomos y en un formato cómodo y asequible, para hacer ya ineludible este verdadero reto literario.
«Allí donde yo buscaba grandes leyes, me llamaban buscador de detalles... Nadie entendió nada.» Así se lamentaba Marcel Proust ante la incomprensión de que fue objeto la que a la postre sería su gran obra y una cumbre de la literatura universal, A la busca del tiempo perdido. Las miles de páginas de sus siete volúmenes ofrecen uno de esos magnos relatos que, desde Homero, se encargan de analizar el comportamiento del «mundo», de los individuos y el conjunto social que conforman. Y ciertamente, esa capacidad de miniaturista de Proust acabó logrando la fijación de un universo que no ha dejado de asombrar a los lectores desde hace más de un siglo. Nos mantiene al mismo tiempo en una novela introspectiva, parcialmente autobiográfica, y en un retablo social inigualable y mordaz de su época, hasta convertir el monumental ciclo narrativo ?a decir de Roland Barthes? en una «obra más sociológica de lo que se cree». Si los temas tradicionales de la novela decimonónica persisten en esta colosal obra, la perspectiva desde la que están tratados aquí los renovaron hasta generar un auténtico giro copernicano del género y del arte literario. El ciclo resultó ser una de las culminaciones del apogeo de lo novelesco en los siglos xix y xx, y convirtió a Proust en un clásico indiscutible.
"La parte de Guermantes", la tercera hoja del gran fresco proustiano "A la busca del tiempo perdido", marca el final de la adolescencia. Observamos a la aristocracia y a la burguesía parisinas a través de los ojos de un joven burgués para el que confrontar el mundo con su inteligencia es ya lo más importante. Aquí se unen amores imposibles y dolorosos con el retrato feroz de un salón mundano, donde se derrumban personajes y ambientes antes mitificados y ahora desprovistos de sus oropeles. Frente a la pura farsa nada se salva, ni siquiera por la vía de las pretensiones intelectuales o artísticas. La lucidez, el pesimismo y la ironía de Proust se expresan aquí con más vigor que nunca. Quizás la parte más divertida, también se presenta en esta cota la faz más amarga, la de la enfermedad y la muerte. En una dimensión histórica la sombra del caso Dreyfus se cierne sobre toda la novela y divide a sus actores. Si este gran ciclo novelesco es una comedia social excepcional, esta entrega es la prueba más clara de ello.